Psicología familiar

Psicología forense

Psicología mujer

Sexología clínica

Terapia de pareja

Glosario sexología

Glosario sexología

PROBLEMAS DE EYACULACIÓN
Teniendo en cuenta las fases del ciclo de la respuesta sexual, los problemas de eyaculación están relacionados con la fase del orgasmo. Pueden afectar a los hombres en cualquier momento de su vida por diferentes razones que tanto pueden ser psicológicas, fisiológicas o un mezcla de las dos. Se conocen tres tipos de alteraciones en la eyaculación: eyaculación precoz, eyaculación retardada y retrógrada.

EYACULACIÓN PRECOZ
Según el DSM-IV, consiste en la eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante o poco tiempo después de la penetración, y antes de que la persona lo desee.
La eyaculación precoz es el tipo más común de disfunción sexual masculina.

EYACULACION RETARDADA
Según los expertos, Masters, Johnson y Kolodny (1995) definieron la eyaculación retardada como la dificultad para eyacular dentro de la vagina (..), previamente Kaplan (1978) la había calificado como una Inhibición específica del reflejo eyaculador. (…) incapacidad para eyacular aunque la estimulación sea más que suficiente para disparar el reflejo orgásmico.

EYACULACIÓN RETRÓGRADA
En este caso la eyaculación se realiza internamente en la vejiga urinaria y quien la padece experimenta sensación de orgasmo, Masters, Johnson y Kolodny (1995).
Los hombres que sufren esta complicación pueden tener relaciones sexuales, pero cuando eyaculan, en lugar de que el esperma avance por la parte final de la uretra y salga del pene, retrocede hacia dentro de la uretra. Aunque no es dolorosa, la eyaculación retardada se convierte en un problema serio cuando la pareja desea tener hijos.
Ésta forma de eyaculación es muy poco frecuente y pocas veces se diagnostica.

EYACULACION RETARDADA
Es casi lo contrario a la eyaculación precoz. Consiste esencialmente en no poder alcanzar el orgasmo cuando se quiere. Aún así, seguirá experimentando una erección fuerte y normal, y sentimiento de excitación, pero no alcanzará el clímax ni la eyaculación.

ANORGASMIA FEMENINA
Es la ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo tras una fase de excitación sexual normal. Las mujeres muestran una amplia variabilidad en el tipo o intensidad de la estimulación que desencadena el orgasmo (DSM-IV).
La persona que padece este problema acusa un gran malestar que suele afectar a la relación de pareja. Las causas suelen ser principalmente psicológicas aunque también podría estar relacionado con un problema físico.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL
Es la incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual. Este problema puede estar originado por diversas causas, tanto físicas (asociadas a alguna patología como la diabetes, o la arterioesclerosis entre otras), como psicológicas (sufrir una depresión, o un trastorno de ansiedad, así como problemas con la pareja, estrés laboral, etc..). También se dan otros factores de riesgo como el tomar determinada medicación (antihipertensivos, antidepresivos, ansiolíticos, etc.), o consumir algunas sustancias (marihuana, alcohol, cocaína, heroína, etc.)

VAGINISMO
Se trata de un espasmo muscular de la pared pelviana que rodea la vagina, lo que causa el cierre de la abertura vaginal. En tal caso la entrada del pene es imposible o muy dolorosa. (CIE-10)
Las mujeres que padecen esta dificultad, contraen con fuerza la vagina impidiendo que el pene pueda entrar. Ante la aproximación del pene incrementan considerablemente su ansiedad.

DISPAREUNIA
Consiste en un dolor intenso durante la penetración. A veces el dolor es tan molesto que la mujer no consigue relajarse y la vagina se cierra involuntariamente provocando un vaginismo. La dispareunia afecta también al deseo y la excitación lo que provoca que la persona que lo padece acabe rechazando cualquier contacto sexual.
Puede ser debida a causas físicas o psicológicas. Ante un caso de dispareunia, habrá que descartar la presencia de hongos, o una infección de transmisión sexual, por ejemplo.

DESEO SEXUAL INHIBIDO
Es la falta de apetito sexual, de ganas o de motivación suficiente como para iniciar una relación sexual, cabe añadir la ausencia de fantasías sexuales.
Afecta tanto a hombres como a mujeres y suele estar asociado a factores emocionales o psicológicos como problemas con la pareja, depresión, ansiedad, etc. En algunos casos, el origen tiene que ver con una enfermedad crónica como la fibromialgia entre otras, o alguna patología que afecta al sistema endocrino.

TRATAMIENTO
Todas estas disfunciones sexuales pueden ser abordadas con eficacia mediante terapia sexual. En algunos casos puede ser recomendable combinarla con tratamiento farmacológico. Y suele ser muy útil la implicación de la pareja en el caso de que exista.

Los comentarios están cerrados.