Psicología familiar

Psicología forense

Psicología mujer

Sexología clínica

Terapia de pareja

Blog

La música como afrodisíaco

Muchos deportistas no podrían desarrollar su ejercicio físico si no fuera por el acompañamiento de sus temas musicales favoritos o canciones que les ayuden a llevar un ritmo concreto. La música consigue que el ejercicio resulte más divertido, y aumenta su capacidad de concentración al tener que moverse al ritmo de una melodía concreta. Esta finalidad también puede aplicarse al sexo.

La música puede ser un elemento innovador en el dormitorio, tanto que puede aportar mucho erotismo a la relación sexual. De hecho, metafóricamente hablando, hacer el amor es como bailar, debes seguir un ritmo y normalmente lo haces en pareja. Uno de los dos lleva al otro. Cuando uno baila se concentra en la música, se relaja, se deja llevar por la melodía. Y eso en el sexo es muy importante.

Hay muchos ránkings. Puedes encontrar listas propuestas en Spotify, Youtube, hasta Facebook tiene un perfil al que te puedes agregar y descubrir cuáles son las mejores canciones para hacer el amor que te sugieren. Temas hay muchos pero no todos son válidos para cualquiera. Los hay que van de la música clásica al rock pasando por el lounge o el chillout. Elige los temas que a ti te van y elabora tu propia colección. Es importante que a tu pareja también le guste lo que escucha porque si no conseguiremos el efecto contrario: falta de concentración, inquietud, impaciencia, etc… puede ayudarnos como elementos a tener en cuenta, que al principio sea suave, sugerente, y poco a poco vaya incrementando el ritmo, aunque esta parte no es imprescindible. La música puede formar parte del ambiente erótico que podemos crear, un complemento a los juegos sexuales. El volumen debe ser suave nunca demasiado alto porque puede convertirse en un elemento distorsionador.

Se han realizado algunos estudios para comprobar el impacto que puede tener la música en mujeres y hombres a la hora de excitarnos. Conociendo como es la respuesta en ambos sexos era previsible suponer que las mujeres serían más receptivas y sensibles a la música engeneral, los hombres se suelen quedar más indiferentes por muy afrodisíacos que sean los temas que escuchen, ellos se activan más si oyen sonidos sexuales (léase, gemidos, jadeos, etc.) Es decir, a modo de ejemplo, una canción que a ellos les funcionaría bastante bien es el “Je t’aime, moi non plus de SERGE GAINGSBOURG & JANE BIRKIN.

Un buen tema musical puede hacer que la relación sexual sea explosiva, debido al movimiento, ya que la melodía te hace llevar otra velocidad. Tan solo incorporando este elemento ya conseguimos un efecto diferente, rompemos la rutina, nos facilita la excitación y aumentamos el placer.

Te propongo los siguientes temas, aunque insisto debes encontrar los tuyos:

  • Marvin Gaye “Sexual healing”
  • Terence Trent d’Arby “Sign your name”
  • Sade “By your side”
  • Massive Attack “Teardrop”
  • Lenny Kravitz “If you can’t say no”

Cuáles son tus sugerencias?

Rocío Rico

No hay comentarios.

Agregar comentario